SUKALKI DE TERNERA

SUKALKI DE TERNERA

TRADICIÓN VASCA

SUKALKI, A FUEGO LENTO

Te presentamos una de las recetas más populares de la gastronomía vasca, uno de platos estrella en txokos y fiestas populares

El sukalki, guiso en euskera, es el rey de los concursos populares de cocina que podemos encontrar en cualquier municipio del País Vasco. Para elaborar el nuestro, preparamos un fondo de verduras, al que añadimos un vino tinto vivo y rico en frutos rojos por el color y sabor intenso que aporta al guiso. En este caldo de bañan piezas de morcillo de ternera durante aproximadamente tres horas con una cocción a fuego medio. El resultado es una carne tierna y fibrosa con una salsa espesa y suave acompañada de puré de patata.

EL MORCILLO

Lo que conocemos como morcillo es el corte de la vaca ubicado al final de las extremidades, delanteras o traseras. Es una carne irregular, nerviosa y rica en colágeno, característica que la hace ideal para estofados y guisos tiernos y sabrosos. Su contenido de grasa no es elevado, un 4,4% aproximadamente por cada 100 gramos, al contrario que su proporción de proteínas, que además poseen un alto valor biológico. Entre los minerales que aporta destaca, además del hierro, su alto porcentaje de zinc, un 8,6% por ración.

OTROS GUISOS

Además del sukalki, especialidad de la casa, en nuestra carta encontrarás otros guisos igual de sabrosos y elaborados con el mismo cariño, a fuego lento, sin prisa, siguiendo recetas caseras de toda la vida. Rabo de toro estofado al vino tinto, adornado con puré trufado, y costillar de churrasco asado a baja temperatura en su propio jugo. Como también somos fanáticos de la cuchara, durante los meses fríos todas las semanas inventamos recetas contundentes, entre las que destacan la de los callos de nuestro maestro cocinero.