Pinchadas a la brasa

Pinchadas a la brasa

IDEALES PARA COMPARTIR

PLACER EN PEQUEÑAS DOSIS

Para el centro de la mesa o como plato único entre horas, nuestras pinchadas son una manera diferente de disfrutar de la parrilla

En el templo carnívoro de La Cornada no todos nuestros platos provienen del ganado bovino. Para degustar otros tipos de carne te ofrecemos una manera diferente de saborear nuestras brasas en forma de pinchos o brochetas, a las que llamamos pinchadas, acompañadas de generosas guarniciones que, según la ocasión, se presentan a base de pimientos de Padrón o de patatas gallegas y alavesas. Solo la de verduras, para los menos aficionados a la carne, se sirve desnuda con pellizco de sal de del Valle de Añana.

CARNE

El contraste del color rojo de nuestra chistorra artesana de Navarra, la de Etxarri Aranatz, con el verde de los pimientos de Padrón es un espectáculo visual con el mismo resultado en el gusto. Tampoco te dejarán indiferente las pinchadas de morcilla de Llodio, pura, sin especias, acompañada de patatas revolconas, y la combinada de alitas y muslitos de nuestros pollos de corral con un toque picante.

PESCADO

Aunque en LA CORNADA nos centramos en los productos que nos ofrece la tierra, no hemos podido renunciar a algunas de las suculentas ofertas del mar. Una de nuestras pinchadas más demandadas es la de pulpo gallego sobre una cama de patatas revolconas con pimentón picante y sal de chorizo. Además, según temporada, podemos sorprenderte con otra de rape o lo que nos guste más en el mercado ese día.