Carne y deporte, aliados inseparables

Escrito por
19 diciembre, 2017 | Actualidad, Carnes

En LA CORNADA defendemos el consumo de carne, roja y blanca, siempre de primera calidad y con un origen cercano y trazable. Ceemos que la carne es un alimento fundamental en la dieta del ser humano, tanto en niños como en adultos, y un aliado imprescindible de los deportistas.

“Carne blanda y vino puro, alimento seguro”. Anónimo

ALTO VALOR NUTRITIVO

Contra la publicidad negativa que en los últimos tiempos ha castigado el consumo de carne han reaccionado numerosos estudios que afirman lo contrtario y defienden las propiedades impresicindibles en la dieta del ser humano, cazador desde tiempos prehistóricos.

Un reciente artículo de la prestigiosa publicación American Journal of Clinical Nutrition defiende que el consumo habitual de carne roja no puede asociarse cientificamente a factores de riesgo cardiovascular, reafirmando así algunas otras voces que se han rebelado contra algunos informes publicados por la Organización Mundial de la Salud, como la de Wayne Campbell, profesor de la Universidad de Purdue, Indiana.

Campbell asegura que la carne roja no sólo supone un aporte nutritivo rico en proteínas, sino también en hierro biológico. El profesor quiso comprobar por su propia experiencia la relación entre el consumo de carne roja y problemas cardiovasculares como el aumento de presión arterial, el infarto o el ictus. Tras los estudios y las pruebas realizadas, “encontramos que consumir una cantidad mayor al equivalente de 85 gramos durante tres días a la semana no empeoraba la presión arterial ni aumentaba el colesterol o la concentración de triglicéridos”, explica en el informe la estudiante Lauren O’Connor, una de las colaboradoras de Campbell.

La investigación incluye todos los tipos de carne, de vacuno y cerdo no procesadas principalmente, y Campbell admite que las evaluaciones se realizaron tras semanas o meses de monitorización de individuos consumidores de este alimento, cuando es posible que estos problemas asociados al corazón se manifiesten después de años o décadas.

Lo que Campbell pretende demostrar es que un consumo moderado de proteína animal, unido a la práctica habitual de ejercicio resulta beneficioso como parte de una dieta variada y unos hábitos de vida saludables. Considera el sedentarismo un factor de mucho mayor riesgo para desarrollar problemas cardiovasculares.

Los españoles hemos tomado conciencia de que la actividad física resulta imprescindible para mantener una buena salud. La práctica de actividades deportivas, ya sea por moda o por otros factores, ha experimentado un crecimeinto espectacular en los últimos años en nuestro país. Para combatir el desgaste que supone esta nueva fiebre por correr maratones, completar triatlones o largas rutas ciclistas, la carne resulta un excelente aliado por:

– Contiene los 8 aminoácidos esenciales que se requieren en la dieta.
– Su alto velor proteico, imprescindible para fabricar, regenerar y mantener los tejidos.
– Su contenido en zinc combate la oxidación celular.
– Su contenido en hierro combate la anemia y la sensación de fatiga.
– La vitamina B12 ayuda a la formación de glóbulos rojos, responsable del transporte del oxígeno.
– La vitamina B1 ayuda al funcionamiento correcto del corazón

MÁS NITRÓGENO, MÁS ALTOS

Además de los beneficios que aporta a las personas adultas, el consumo de carne condiciona también el desarrollo de los más pequeños. Un estudio reciente de CREAF, un centro público catalán de investigación en ecología terrestre y análisis del territorio, concluye que los habitantes de países cuya dieta incide en alimentos ricos en nitrógeno y fósforo son más altos que aquellos que no los incluyen en su alimentación. Estos dos minerales influyen directamente en la división del mundo entre altos y bajos, o lo que es lo mismo, entre ricos y pobres.

Daneses y holandeses destacan por encima del resto, mientras que Guatemala y Vietnam lo hacen por debajo. Una diferencia de 23 centímetros entre ambos que aumenta al mismo ritmo de la brecha económica entre los países más y menos desarrollados. Las carnes, sobre todo las rojas, poseen una gran cantidad de nitrógeno y una nada desdeñable de fósforo, que además de al crecimiento ayuda al buen desarrollo de los dientes en los niños. La presencia en la carne de vitamina B3 favorece el funcionamiento correcto del sistema nervioso y la B6 regula la actividad hormonal.

Por respeto a los animales o al medioambiente, entendemos desde un punto de vista ético o espiritual el rechazo al consumo de carne, pero no desde la perspectiva de una alimentación saludable. Todo en exceso es malo, pero las virtudes del alimento al que cada día rendimos homenaje en LA CORNADA nos parecen de sobra contrastados.

Añadir un comentario

Por favor rellena los campos correctamente

Entradas relacionadas

| 13 julio, 2017
No consta en los archivos antiguos de la gastronomía española referencia alguna a la tapilla, ese corte del vacuno tan popular en Brasil que allí llaman picanha, una reputación bien...
| 4 julio, 2017
De cómo el ganado bovino español, tradicionalmente un aliado imprescindible para el hombre en los trabajos pesados, se ha transformado en un suculento reclamo internacional de nuestra gastronomía al que...
| 26 junio, 2017
Tras inaugurar la terraza de nuestro restaurante, LA CORNADA anuncia otra gran novedad, un nuevo servicio de coctelería para amenizar los atardeceres en el Centro Azca y convertirnos en tu...